Todo lo que debes saber del posparto

Esta etapa comienza luego de la expulsión de la placenta. Las primeras 24 horas se denominan puerperio inmediato y son parte de un período más extenso (60 días) llamado Puerperio.

Esta etapa comienza luego de la expulsión de la placenta. Las primeras 24 horas se denominan puerperio inmediato y son parte de un período más extenso (60 días) llamado Puerperio. Además de llevar ese nombre, el posparto es una etapa fuerte para la madre y para el bebé. Lee en este artículo todo lo que necesitas saber del posparto.

La expulsión de la placenta puede llevar a cabo desde unos pocos minutos a la media hora y si habitualmente es espontáneo, se necesita una maniobra como la inserción de la mano del médico para ayudar a su desprendimiento.

Las contracciones uterinas luego de la expulsión del feto asustan a muchas primerizas. Son normales y se deben a que tu útero está contrayéndose para volver a tu estado natural, para cohibir el sangrado y expulsar la placenta.

Luego de la expulsión de la placenta, el médico suturará la episiotomía y se separará de otra parte. Esto puede requerir la administración adicional de anestésicos locales.

Que inicie el posparto

La sensación general es de alivio y bienestar. Tus parámetros vitales vuelven a los valores normales. Salvo molestia como sensación de ardor en la vulva o de dolor en la cara interna de los músculos por el trabajo de parto, generalmente no hay más quejas.

Ocasionalmente puede ocurrir que tengas escalofríos, con temblor generalizado e inicio brusco con castañeteo de dientes. Esto en general es completamente benigno y pasajero. También es un momento de gran cansancio y alegría de emociones contradictorias y de temores ante lo nuevo.

Serás controlada desde el punto de vista clínico en cada ronda de enfermería, notando especialmente tu temperatura y presión arterial. También se controla la sutura, el sangrado vaginal y el tamaño de tu abdomen.

Luego del parto como consecuencia de la expulsión de la placenta se produce la ruptura de los vasos sanguíneos que están presentes entre la placenta y tu útero. Esto puede significar sangrados vaginales o loquios similares a la menstruación.

Los tres primeros días la secreción es abundante de color rojo, luego disminuye la cantidad y la coloración tornándose color café. Posteriormente serán de color amarillo blanco (duran entre 20 días hasta dos meses).

La recuperación depende del tipo de parto, vaginal o cesárea, siendo la última más prolongada.

Te puede interesar

Insomnio y cansancio durante el post parto

Cuando el bebé está en casa, tus momentos de descanso dependen de su sueño. Incluso, es común que no logres dormir cuando tengas la oportunidad de hacerlo. Por suerte, se trata de una etapa que lograrás superar siguiendo algunos sencillos consejos.

  • Descansar no siempre implica dormir: si tu bebé está durmiendo y no tienes sueño, puedes aprovechar ese momento para hacer algo que te gratifique. Leer algo ameno, escuchar música o hacer ejercicios suaves puede resultar reparador. Prueba mantener una respiración lenta durante algunos minutos para reponer energía y relajarte.
  • Buena alimentación: el cansancio suele crispar los nervios; por eso, ayúdate con una buena dieta y evita las comidas pesadas, las bebidas colas y el café. Prueba infusiones alternativas de tilo o valeriana. También ten presente que no es momento para obsesionarse con dietas para bajar de peso.
  • Pasea a tu bebé: si tu pediatra lo permite, y no hace mucho frío o calor, puedes llevar a tu bebé de paseo en el cochecito por tu barrio. Cuando caminas te ejercitas y recuperas energía.
  • Apoyo familiar: puedes aprovechar los fines de semana para lograr un descanso más profundo. Busca delegar los cuidados de tu bebé en tu marido o en los abuelos. Cambiar los pañales o dar el biberón puede ser de gran ayuda para revertir parte del agotamiento que acumulas en la semana. Además, es importante que la familia esté atenta para advertir cualquier signo de depresión post parto, típico de este período.

Te puede interesar