Eligiendo el coche para bebe

El cochecito del bebé va a ser muy importante para ustedes y para él. Es su auto, su medio de transporte y les va a ser muy práctico cuando quieran salir.

El coche para bebe  va a ser muy importante para ustedes y para él. Es su auto, su medio de transporte y les va a ser muy práctico cuando quieran salir, ya sea de paseo o a realizar algún trámite. Les dejamos algunos consejos a la hora de elegir

Cuando salgan a comprar uno se encontrarán en el mercado con una gran variedad de modelos, en distintos tamaños, materiales, colores y pesos. Con el paso del tiempo se van creando más modelos que se adaptan a distintas necesidades, por esto es importante que ustedes elijan el que más se adapte a las suyas y a su estilo de vida. 

Lo primero que deben tener en cuenta cuando elijan un cochecito es el uso que le van a dar y la edad de su bebé. Por ejemplo, para los recién nacidos es necesario que tengan un buen acolchado y se puedan reclinar porque así estará más protegido y cómodo. 

El coche para bebé:  Decidiendo juntos 

Tienen que evaluar cuáles son las características que ustedes necesitan. Para decidir el tamaño tengan en cuenta el espacio que tengan en su casa, o los lugares habituales adonde van y el tamaño del baúl de su carro. Si tienen que subir escaleras, por ejemplo, es mejor que opten por los más livianos, generalmente hechos en aluminio y si viajan en transporte público los que se pliegan rápidamente son una buena opción. 

Lo van a necesitar mucho durante sus primeros años y les debe ofrecer seguridad y comodidad no sólo para el bebé sino también para los papás. Por este motivo es recomendable que miren la calidad y resistencia de cada coche. Los reclinables son una buena opción ya que se pueden ir acomodando a medida que el bebé crece. 

Lo más importante del coche para bebe: La seguridad

Otro factor a tener en cuenta es la seguridad. Todo cochecito debe contar con un cinto de seguridad para que no haya riesgos de que el bebé se caiga o resbale. Los cierres tienen que tener trabas de seguridad. Para un paseo suave y seguro es recomendable que cuente con una base ancha que le brinde estabilidad y con ruedas giratorias delanteras que les permiten realizar más maniobras. 

La higiene es muy importante en todo lo que tenga que ver con el bebé. Por este motivo busquen los que tengan telas desprendibles y lavables ya que resultan más fáciles de mantenerlos limpios.

Te puede interesar

La varicela en el embarazo

Se trata de una infección que durante la gestación puede ocasionar complicaciones graves tanto en la madre como en el recién nacido. Desde hace unos años existe una vacuna que puede evitarla.

Se trata de una infección que durante la gestación puede ocasionar complicaciones graves tanto en la madre como en el recién nacido. La varicela en el embarazo es común que suceda, pero no tienes de qué preocuparte, desde hace unos años existe una vacuna que puede evitarla.

La varicela es una infección típica de la infancia, muy contagiosa, y que genera inmunidad de por vida. Se calcula que menos del 10% de las personas llegan a la edad adulta sin haberla padecido. Si no recuerdas haber tenido varicela, se puede realizar un análisis de sangre para determinarlo.

Cómo se contagia la varicela en el embarazo

La varicela puede interferir el progreso normal del embarazo, lo que representa un riesgo de complicaciones para la embarazada y el recién nacido. En las primeras 20 semanas de gestación existe un riesgo del 1 al 2% de que ocurran malformaciones congénitas. En el periparto (cinco días antes y dos después del parto), puede ser responsable de un cuadro de varicela grave en el recién nacido si no se lo trata.

Cuando una mujer embarazada entra en contacto con alguien con varicela, se debe establecer su estado inmunitario frente a esta infección, lo que representa una urgencia médica. Las embarazadas susceptibles, principalmente en la primera mitad del embarazo, y los recién nacidos cuyas madres hayan tenido varicela en el periparto, deben recibir gammaglobulina endovenosa dentro de los primeros días posteriores al contacto para evitar la enfermedad.

Si el contacto del niño recién nacido es con algún conviviente con varicela (por ejemplo un hermano), el estado inmunitario materno predice el riesgo del bebé. Si la madre tuvo varicela, el niño está protegido gracias a los anticuerpos que le transfirió durante el embarazo, y no será necesario tomar ninguna medida preventiva en especial.

La vacuna para la varicela en el embarazo

Desde hace más de 10 años existe una vacuna contra la varicela, elaborada con virus vivos atenuados, que puede evitar muchas de estas complicaciones. Antes del embarazo, es importante que la mujer conozca su riesgo o inmunidad frente a la varicela. Quienes sean susceptibles deben vacunarse por lo menos un mes antes de quedar embarazadas.

La vacunación de las personas cercanas susceptibles es la forma más eficaz de protección. Si la embarazada vive con alguien con posibilidades de contraer varicela, esa persona también deberá vacunarse tan pronto como se dé a luz al bebé, idealmente antes del alta del hospital. Esta vacuna se considera segura aún para las madres que amamantan a sus bebés.

Te puede interesar