Dolores en el embarazo: ¿cómo curarlas?

El milagro del embarazo trae consigo una gama de diferentes experiencias, algunas maravillosas y otras no.Teniendo en cuenta los cambios que tu cuerpo atraviesa, no es de sorprender que tengas algunos dolores en el embarazo. Llevar un peso adicional de cerca de 12 kilos pondrá un poco de tensión en tu cuerpo y en tus órganos.

Aunque algunas molestias hacen parte del estar embarazada, comprender qué las causa y cómo aliviarlas puede hacer una gran diferencia. Es importante saber aliviar tu malestar para mantener tu bienestar, comodidad y felicidad.

Algunos dolores y molestias serán de corta duración y otros serán más largos o dolorosos. Algunas se hincharán en los primeros meses del embarazo, mientras que otras lo harán cerca del momento del nacimiento.

El embarazo de cada mujer es único, por lo que es posible que no experimentes todos los dolores, molestias y síntomas de embarazo que no requieran las terapias descritas en esta sección.

Lista de dolores en el embarazo

Acupuntura

Esta terapia oriental es una forma segura y no invasiva de aliviar el dolor y el malestar durante tu embarazo. El malestar matutino, dolor en las articulaciones y la depresión leve son sólo algunos de los síntomas que la acupuntura puede ayudar a aliviar. Descubre otras maneras en que la acupuntura durante el embarazo puede ayudarte durante los próximos nueve meses.

Dolor de espalda

El dolor de espalda en el embarazo afecta a casi todas las mujeres embarazadas. El embarazo aumenta el riesgo de dolor lumbar porque tu centro de gravedad se mueve y cambia tu forma de caminar y de mantenerte erguida. Aprende cómo puedes manejar la tensión y el dolor en tu espalda durante embarazo.

Hinchazón

La hinchazón puede afectar hasta tu capacidad para ponerte los pantalones. Es posible que experimentes gases e hinchazón en el embarazo temprano debido a los niveles de progesterona que tu cuerpo está produciendo. Descubre cómo minimizar estos incómodos síntomas.

Estreñimiento

Casi todas las mujeres embarazadas experimentan estreñimiento en su embarazo. Comprender por qué se produce el estreñimiento y cómo aliviarlo podría hacer una gran diferencia. Sigue leyendo para descubrir cómo algunos cambios sencillos en tu estilo de vida pueden ayudar a hacer que las cosas mejoren.

Espasmos

Los espasmos musculares varían enormemente de mujer a mujer y de mes a mes durante el embarazo. Mientras que los espasmos musculares leves suelen ser inofensivos, los espasmos en las piernas pueden ser señal de alguna complicación. Aprende qué hacer si tienes espasmos durante tu embarazo.

Recuerda que si estás teniendo cólicos uterinos, es necesario que consultes a tu profesional de la salud.

Hemorroides

No son una parte glamorosa del embarazo y pueden causar cierta alarma cuando se sienten o se experimentan por primera vez. Descubre por qué ocurren las hemorroides durante el embarazo y aprende a prevenir y aliviar los síntomas de forma segura.

Dolores de cabeza

Los dolores de cabeza en el embarazo pueden ocurrir por diferentes razones: Las hormonas del embarazo, la falta de sueño, incluso la cafeína o los síntomas de abstinencia de alcohol podrían ser culpables. Aprende más acerca de por qué podrías estar teniendo dolores de cabeza y la mejor forma de aliviarlos. Un dolor de cabeza muy severo podría ser una señal de alguna complicación, así que en caso de que estés preocupada, consulta con tu médico.

Acidez

La acidez durante el embarazo es muy común. A pesar de ser un síntoma inofensivo, puede causar mucha molestia. Descubre por qué la acidez es más común en mujeres embarazadas y cómo aliviarla con seguridad.

Sangrado de implantación

Antes de que tu embarazo se confirme, podrías ver un ligero sangrado vaginal en el embarazo. Esto puede deberse a que el embrión ha alterado el revestimiento del útero. Esto se llama sangrado de implantación y es perfectamente normal. Puede ser una experiencia confusa, así que antes de empezar a preocuparse, aprende por qué puede suceder.

Dolor en la cintura pélvica

A medida que tu útero se expande, tu pelvis tiene que hacer espacio. Esto puede causar incomodidad e incluso dolor en algunas mujeres. Averigua qué está causando el dolor y las mejores maneras de aliviarlo.

Profundiza la información ingresando a cada uno de esos malestares y conoce cómo combatirlos. Queremos que esta sea una experiencia hermosa para ti y tu bebé.

Te puede interesar

Aumento del líquido amniótico

El líquido amniótico es muy importante para el desarrollo saludable del bebé por lo que es necesario controlar que no se presente ni en menor ni en mayor cantidad.

El líquido amniótico es muy importante para el desarrollo saludable del bebé por lo que es necesario controlar que no se presente ni en menor ni en mayor cantidad.

 

Es posible que durante el embarazo haya un aumento de este al que se le denomina polihidramnio o hidramnio. Las causas que lo provocan no son muy conocidas, pero la diabetes materna puede presentar mayores riesgos.

Otros factores influyentes son la presencia de anormalidades gastrointestinales del bebé o problemas en su sistema nervioso, la vejiga o los riñones.

Síntomas del aumento del líquido amniótico

Los síntomas principales que te puede provocar son un crecimiento repentino de tu útero, contracciones y molestias abdominales en el embarazo, sin embargo estos se pueden presentar de diferentes formas en cada caso. Por este motivo la cantidad de líquido amniótico se controlará en tus chequeos prenatales a través de mediciones realizadas en las ecografías.

En la mayoría de los casos se produce durante el último periodo del embarazo regulándose por sí sólo. Sin embargo, si este ocurre en los primeros meses aumenta las probabilidades de que el útero en el embarazo se extienda demasiado, provocando un rompimiento prematuro de bolsa, partos prematuros, complicaciones con el cordón umbilical, desprendimiento de la placenta o problemas en el crecimiento del bebé.

El tratamiento se establecerá dependiendo de tu historial médico, la cantidad de líquido amniótico y la etapa del embarazo en la que estás. Puede incluir un control más frecuente de la evolución del embarazo y medicamentos para reducir la cantidad de líquido.

Te puede interesar